viernes, 21 de julio de 2017

Monte Jareño

Una interesante vista del Monte Jareño, donde hay publicado un geocache para el disfrute del entorno. Este curioso y gran pinar está situado entre los términos municipales de Las Pedroñeras y El Provencio, al sur de la provincia de Cuenca. Es muy importante tener en cuenta que conviene atravesar el monte únicamente por los caminos públicos que lo recorren. El pinar es una tierra de propiedad privada y no se permite recoger nada del mismo: piñas, madera, setas, etc. Pero de cualquier modo, si pasamos con discreción y sin alterar para nada el entorno, se puede disfrutar de una agradable visita disfrutando y cuidando la naturaleza.

domingo, 5 de junio de 2016

La Cueva del Romano - Las Pedroñeras

En este vídeo podemos ver nuestro recorrido por la finca de la Veguilla, en Las Pedroñeras (Cuenca), para lograr encontrar la ubicación para un nuevo geocaché. Pulsando aquí se puede aprender más sobre lo que es el Geocaching.

Desde que pusiéramos el caché en la Piedra del Rayo, se nos ocurrió el proyecto de colocar varios geocachés en zonas importantes o emblemáticas del histórico camino de peregrinación de la Virgen de la Cuesta, que cada año es recorrido en el mes de mayo por peregrinos de Las Pedroñeras. En principio, nuestro objetivo era la Cueva Negra, documentada en el libro de Ángel Carrasco Sotos, Mapa de Las Pedroñeras (2015). Además, en este libro figura también como cercana la Cueva del Romano, cuya ubicación en principio no conocíamos. Ocurrió que en nuestra búsqueda no hallamos en esta ocasión la Cueva Negra, a pesar de haber estado en ella un año antes, y haberla reconocido a través de la foto que aparece en el citado libro. En cambio, cuando llegamos al lugar, y siguiendo las coordenadas y el mapa de la aplicación View Ranger, nos encontramos con una sima estrecha y curiosa que en seguida nos atrajo y nos llamó la atención. No estábamos seguros de qué cueva era esta, pero sin embargo al llegar a casa a consultar el libro, vimos que era la Cueva del Romano. Por eso, hemos decidido el colocar un caché aquí. Disfrutad de la visita.

domingo, 13 de marzo de 2016

Nuevos rastreos

Uno de los puntos culminantes de esta experiencia es el llegar a colocar un nuevo caché, pero para ello, no lo es menos el buscar, rastrear, pasear por las zonas por las que tenemos pensado el colocar uno nuevo.

En una de nuestras salidas por nuestro entorno, hemos podido toparnos con parajes insospechados, lugares de cuento a sólo unos kilómetros de nuestros sitios habituales. El visitar un monte, aunque no sea muy grande, y sea únicamente ahora un pinar circunstancial, es un momento mágico: Estar rodeado de árboles y sentir la quietud y el silencio. El olor, el olor del monte que nos invade y se nos mezcla hasta el fondo del alma. Un latigazo de libertad y evasión que nos invade y que nos entretiene. Quieres quedarte más, que dure siempre...

Eso no puede ser, el show debe continuar, pero la experiencia de libertad recarga los ánimos y te hace volver a escena con más energía.

Es realmente divertido juntarse, pensar en el proyecto común, ¿cómo podemos hacer que se sorprendan los visitantes? ¿Dónde podemos colocar un nuevo caché para que se lleven una grata impresión? ¿Qué lugar pueden visitar para que su visión cambie de la impresión que originalmente tenían?

Todas estas preguntas es bueno hacerlas y reflejan los buenos momentos que pasamos realizando, en medio de nuestra vida cotidiana, grandes aventuras de geocaching.

Dejamos por aquí alguna foto de las experiencias y un avance para próximos cachés. Queda alguna ínfima parte del antiguo monte de Castilla, pero en la primavera incipiente, todo quiere seguir brotando. La vida sigue su curso.

viernes, 4 de marzo de 2016

El Robredillo de Záncara

Siempre que vamos a este lugar, nos preguntamos cómo fue la vida allí, en aquel pueblo del que tampoco hay demasiadas certezas. Como pasa en los asuntos humanos, nunca es claro cuándo el poblado se dejó de habitar, si se vivía allí en momentos intermitentes, o hubo un abandono, y luego se mantuvo la iglesia sóla. El caso es que según nuestra fuente principal, el libro de Ángel Carrasco, no existen grandes certezas del momento de abandono. Según se deduce del libro, no es posible establecer una fecha de abandono puesto que normalmente, salvo catástrofe natural o algún evento excepcional, normalmente no se abandona un lugar de un día para otro.

Mientras hacemos el chiste de haber llegado 400 años tarde a misa, nos sigue impresionando el hecho de ponerse a la sombra de la pared que queda en pie: hablar, cantar, y ver que persiste el eco, que te resguardas del viento, que es un pequeño refugio. A su vez, cuando hemos pasado por allí cuando hemos peregrinado a la Virgen de la Cuesta, siempre ha sido una meta intermedia, que nos ha animado a continuar en ese camino de 37 kilómetros, que cada mayo se realiza.

jueves, 19 de noviembre de 2015

El geocaché de Rada de Haro

Rada de Haro es un pequeño pueblo de la provincia de Cuenca, que aun estando cerca de otras localidades históricas de la zona, apenas sí figura en el mapa. Pero atravesando una pequeña pero intrincada sierra, podemos encontrar un curioso lugar que quisimos homenajear con nuestro geocaché. Aquí podemos ver un vídeo con las tradiciones de Rada.

Ha sido todo un honor para nosotros el colocar aquí un caché para que sea encontrado. Así, las personas que lo visiten descubrirán un pueblo acogedor y llamativo.

sábado, 8 de agosto de 2015

Casa de Medrano: primer geocaché en Argamasilla de Alba

Hemos sido pioneros al publicar un primer geocaché en la localidad manchega de Argamasilla de Alba. Esta es una localidad llena de cultura, que creemos que merecía con creces participar del geocaching.

viernes, 31 de julio de 2015

El geocaché de la Carretera del Canal en Tomelloso

El correr y hacer deporte por estos parajes de Tomelloso nos inspiró a realizar el caché de la Carretera del Canal. Después, al conocer la existencia de la película cuyo trailer se muestra en este vídeo, nos mostró su lado más poético y evocador. Así, hemos elaborado un caché para que la gente pueda ver esta zona y la enigmática carretera que discurre desde este terreno hasta la carretera que baja a Ruidera.

Después, al pensar en las etapas y las posibles pistas para las coordenadas finales, tampoco pensábamos hacer algo muy complicado, simplemente que se tuviese que hacer una observación en dos momentos diferentes, y así hacer más atractivo el recorrido.